Con mi querido profesor de yoga y amigo Juan Ortiz, de la escuela de yoga Dhyana de Murcia