Yoga Vinyasa

Yoga Vinyasa

Vinyasa significa literalmente “movimientos sincronizados con respiración”

Este tipo de Yoga es bastante dinámico ya que su fin es el de coordinar los movimientos de nuestro cuerpo con la respiración

Las clases de Vinyasa flow combinan típicamente saludos al sol y series de posturas de pie para generar calor en el cuerpo. Mientras vas moviéndote siguiendo las posturas, la inhalación te impulsa y abre tu cuerpo, y la exhalación te permite liberar y estabilizar el cuerpo en cada colocación, para así tomar de nuevo el impulso en inhalación y seguir fluida y energéticamente la secuencia. Es esta la razón por la que al finalizar la serie, sientes el cuerpo energizado y los sentidos despiertos. Querrás hacer unas tres veces más esta secuencia…

El cómo se pasa de una postura a otra es muy relevante. No son secuencias fijas sino que las posturas varían en función del objetivo que se quiera lograr. El Vinyasa nos enseña a encontrar la inmovilidad y la calma en la propia conciencia. A mantener la concentración en el movimiento del cuerpo y su fusión con la respiración, que es en último término, quien gobierna la práctica.

Estas clases requieren normalmente ciertos conocimientos previos sobre posturas de yoga y un cierto grado de energía y conocimientos de respiración correcta para yoga. La respiración es de vital importancia en este tipo de yoga ya que es la que gobierna la practica

Es un trabajo físico intenso, que nos exige una gran fuerza relativa (en relación con nuestro peso corporal), una buena flexibilidad y una gran capacidad de concentración. Esta variante es perfecta si lo que buscamos con el Yoga es ponernos en forma y energizarnos.